Querido cuñado, aléjate de mi web

Marketing, leyes, 'el fisco', y la gata de Evaristo.
Marketing, leyes, ‘el fisco’, y la gata de Evaristo
20 Marzo, 2017
Seo Hazañas: #Posicionando Tienda Náutica.
#1 Posicionando Tienda Náutica
17 Mayo, 2017
Ver todo
Cuñado, tócate los webs.

¡Hola de nuevo! hoy quiero que sepas que ¡estoy muy contento!. Si, si, como lo oyes.

El motivo viene dado desde hace aproximadamente un par de meses, cuando un domingo cualquiera, después de comerme una estupenda paella de esas que “quita tó el sentío” decidí “tumbarme a la bartola” en el sofá de mi casa para hacer la digestión hasta que el all i olli dejara de hacer mella en “el cante de mi pozo”, mientras me ponía a”marear la perdiz” en twitter.

El caso es que entre “la morriña” que me estaba entrando a consecuencia del plato y medio de paella que me metí “entre pecho y espalda” y el tremendo hedor por culpa del dichoso ajo, se me estaban quitando las ganas de seguir mareando por twitter para hacer la digestión en toda regla (2 horitas de siesta) cuando de repente, un título que pasó por delante de mis morros en el timeline de esta red social despertó mi atención consiguiendo que mi dedo índice pulsara sobre él.

Dotoreando Twitter tumbado en el sofá.

Con toda la tranquilidad del mundo me puse a leer el artículo; un artículo que dice verdades como puños, pero sobre todo, un artículo que hizo que me declinara a inmiscuirme cada vez más en la lectura del mismo por el agarre y la fuerza con la que me acaparó mi atención, vamos que embaucó hasta a mi gato que lo tenía echándose la siesta junto a mi. Tenía claro que me encontraba ante uno de esos artículos que por mucho que quieras, no puedes dejar de seguir leyéndolo; ¡chico! una pasada de post de esos que cuando terminas dices…

Coño! que post más chuli!!

Fíjate si para mi fue chuli el post, que cuando terminé de leerlo se me habían quitado todos mis males (el sueño y el tremendo hedor que arrojaba por la boca), jajaja… pero sobre todo, me dí cuenta de que había conocido un nuevo sitio que para mi aportaba calidad, cantidad y mucha magia en la redacción de sus contenidos. Así fue como descubrí el blog de la agencia ensalza.com.

Dicho esto y acto seguido, enseguida me di cuenta de que era un post muy digno de compartir en redes sociales, cosa que no dudé hacer ni el más mínimo ápice.

Artículo del blog de Ensalza compartido en mis redes sociales.

Una vez compartido el post en mis redes, enseguida, los chicos/autores de dicho artículo me agradecieron enormemente el haber compartido su contenido.

Pero ahí no quedó la cosa, puesto que dentro de mi, y en ese mismo instante en el que terminé de leer ese estupendo post; una vez compartido y recibida la gratitud de los miembros de esta agencia, hizo que se enervara un alto grado de codicia dentro de mi, que me llevó a proponerme lo que hoy estoy haciendo y por lo que anteriormente te decía que hoy estoy muy contento…

¡Quiero un artículo de los chicos de Ensalza en mi blog y tengo que invitarlos, si o si!

Dicho y hecho!… hoy tengo el placer de alardear de mi alegría, diciendo bien alto y claro que tengo un invitado muy especial en mi blog, al cuál con todo mi orgullo quiero presentarte dándole paso a este pedazo de post que se ha currado y al que ha titulado “Querido cuñado, aléjate de mi web”. Te recomiendo que te lo leas hasta el final y luego me dices si tengo o no tengo razón en lo que te he contado hasta ahora.


David Crespo
David Crespo: Ensalza.comDavid Crespo (@dcrespoMKT). Director de Marketing en @ensalza. Escribo sobre marketing, web y empresa mientras trato de aprender todo lo que no sé.

¡Hola amiguete! Hoy tengo el gran honor de escribir en el blog de José Luis Ghiloni, y la verdad es que me hace mucha ilusión porque es un tío muy grande y su blog es uno de los que sigo.

¡Muchas gracias por invitarme!

Y ahora que ya he quedado bien con él, aprovechando que juego fuera de casa voy a plantarle aquí uno de mis artículos políticamente incorrectos para desahogarme y me voy a quedar tan Pancho.

Imagen de Pancho de la serie Verano Azul.

Venga, vamos al lío…

Mantén a tu cuñado* lejos de tu web

* Nota: cuñado puede sustituirse por amigo listillo que tólosabe, primo de tu novia o vecino del 5º que estudió un curso de informática.

No se lo tengas en cuenta, tu cuñado no lo puede evitar, tiene que aparecer en escena siempre. Este es un problema con el que debes vivir, es ley de vida y la mayoría de las veces solo te queda asumirlo e hincharte a cervezas en las reuniones familiares para superarlo. Pero tu web es otra cosa…

No soy futurólogo, pero lo más normal es que si tu cuñaete mete mano en tu página, ésta termine siendo estéticamente fea o rara. Además, puede que no reciba apenas tráfico, y el poco que reciba tenga un porcentaje de rebote que dejaría en ridículo a Shaquille O’ Neal en sus mejores tiempos…

Con este panorama mejor no hablamos de ventas ni de resultados claro, que tampoco es plan de hacerte caer en depresión.

Hace unos años podías poner como excusa que no sabías lo importante que era para tu negocio tener una buena web, pero ahora esto ya no sirve. Una página web no profesional es sinónimo de una empresa no profesional.

El éxito de tu negocio está en juego, luego no digas que no te lo advertí.

A la caza del cuñado

Por el título seguro que piensas que en este artículo voy a dar cera a los cuñados para echarnos unas risas ¿verdad? Claro, como son el blanco fácil y está de moda ponerles a caldo pues voy yo y les critico como hace todo el mundo, ¿no?…

Pues sí.

Pero voy a ir más allá, no te hagas ilusiones porque tú no te vas a librar… ¿a quién se le ocurre poner algo tan importante como tu web en manos de tu cuñao?, ¿tas tonto?.

Aunque lo más inquietante de este artículo es que a lo mejor terminas descubriendo que el cuñado pesado eres tú…

Culture Editor (Mx) GIF - Find & Share on GIPHY

¡Te cagas!

Sí señor, a lo mejor con este artículo encuentras explicación a porqué nadie quiere sentarse a tu lado en Navidad y porqué hay tantos grupos de WhatsApp en los que no estás incluido.

Detectando el peligro

Según mi propio criterio (sin ninguna base científica), existen dos categorías principales de cuñados peligrosos:

1- El Dios del Universo o cuñado común

Nombre técnico: “Cuñadus insoportabilis”.

Este es sin duda alguna el cuñado por excelencia, y su misión en la vida es hacerte sentir inferior en cualquier disciplina:

Conocimientos políticos, arte culinario, fútbol, bricolaje, música, macramé o Charleston. Da igual, cualquier excusa es buena para que se ponga la medalla de sabelotodo. Y por supuesto, el diseño web no es una excepción. Él todo lo hace mucho mejor que tú, y punto.

Principal amenaza: que termines teniendo la web que a él le da la gana.

No importa si realmente es un experto en la materia o se está tirando el pisto, simplemente quiere salirse con la suya y pasar el rato siendo el centro de atención mientras da lecciones.

En la mayoría de los casos no tiene mala intención, simplemente le es imposible mantenerse al margen, necesita su cuota de protagonismo cuñadil. Va en su ADN.

Si se entera de que necesitas una página web, ten por seguro que aparecerá en escena para dejarte claro que a quien realmente necesitas es a él. Él no se juega nada, pero tú sí.

Tu objetivo: alejarle.

Da igual cómo lo hagas, puedes optar por ser un cobarde e intentar que no se entere de que buscas diseñador web o echarle huevos por una vez en tu vida y decirle claramente que se pire.

No cometas el error de dejarle entrar, porque su objetivo no es lograr el éxito de tu web/negocio, sino el reconocimiento social.

Si la cosa funciona todo será mérito suyo, pero si te pegas “la hostia” será culpa tuya y tendrás que escuchar una vez más una frase típica de cuñado:

– “No sé como lo has hecho tan mal macho, ¡con la web tan de puta madre que te he diseñado!. ¿Quieres que te enseñe a hacer funcionar un negocio…? “

Conclusión: Piensa.

Solo deberías contar con tu cuñado si se dedica profesionalmente al desarrollo / diseño web. Pero incluso siendo así, tienes que estar dispuesto a escuchar sus leccioncitas y frases célebres… ¡no vas a ganar para cervezas en las reuniones familiares!.

2- El Pidefavorcitos o cuñado de puño cerrado

Nombre técnico: “Cuñadus morrus maximus”.

¡Mucho cuidado porque este puedes ser tú! Se trata de aquel que hace lo imposible por ahorrarse unos euros. Nunca se ha caracterizado por sacar la cartera rápido cuando toca pagar.

Piensa que todo se soluciona pidiendo un par de favores, su frase de cabecera es: -“esto para ti son 10 minutos…”

Principal amenaza: partiendo de la base de que seas tú el cuñado de puño cerrado, no te debería extrañar si recibes tu web allá por el 2045 y además está sin terminar…

Si quieres recibir un trabajo profesional sin pagar por ello, y además pretendes tenerlo rápido definitivamente vives en un mundo paralelo. Tanto si tu cuñado (en este caso “la víctima”) es profesional del sector como si no lo es, debes entender que tu web no es su prioridad. Nadie te va a solucionar la papeleta gratis, asúmelo y suelta la pasta.

Las cosas se hacen bien o no se hacen, una web profesional cuesta dinero.

Si pretendes recibir un trabajo profesional sin pagar por ello, definitivamente vives en un mundo paralelo.

Tu objetivo: creerte tu negocio y darle la importancia que merece.

Lo siento pero no puedo tomarte en serio. ¡Espabila!, un resultado profesional no se consigue “en 10 minutos”, y desde luego no es gratis. Demuéstrale al mundo que crees en tu negocio, solo así transmitirás confianza y lograrás que tus clientes también crean en tu negocio.

Futurama GIF - Find & Share on GIPHY

No te sientas atacado, sé que tampoco lo haces con mala intención, pero mi consejo es que te reveles contra tu propia naturaleza y salgas de tu cascarón. Reúnete con profesionales que puedan aportar valor a tu proyecto, te garantizo que vas a aprender mucho y no cometerás errores de amateur.

Conclusión: piensa

¿No te ha dicho nunca tu madre que nadie da duros a cuatro pesetas? Joder que viejo soy… Toma, un poco de Wikipedia por si eres ridículamente joven y no sabes lo que son: Pesetas

Tu web es fundamental para tu negocio, da igual a lo que te dediques. Ahorra en lo que quieras, pero no en tu mejor carta de presentación.

Lo que mal empieza mal acaba

Mezclar lo profesional con lo personal no suele ser una buena idea, habrá casos en los que haya funcionado, pero son excepciones. Si no quieres correr riesgos te aconsejo que separes muy mucho estos dos campos.

No hay más que ver cómo comienza algo para intuir cual va a ser el desenlace. Lo que mal empieza mal acaba…

¿Cómo empieza una relación profesional?

Reunión de profesionales creativos de sitios web.Pues con sentido común:

  • necesitas una página web para tu negocio.
  • Buscas por Internet agencias de diseño web.
  • Les pides presupuesto por e-mail o rellenando un formulario de contacto (el teléfono en este caso no es la mejor de las opciones).
  • Ellos te responden pidiéndote los datos necesarios para poder darte un presupuesto lo más fiel posible.
  • Estos “deberes” te ayudan a pensar en lo que quieres/necesitas para tu web.
  • Les mandas la información.
  • Se fija una reunión para darle forma a tu proyecto.
  • Empiezas a entender muchas cosas, entre ellas, porqué cuesta dinero una web profesional.
  • Recibes un presupuesto que incluye plazos de entrega.
  • Llegáis a un acuerdo en cuanto al método de pago.
  • Pagas (sí como lo oyes… pagas).

Después de esto, todo dependerá de tu presupuesto (recuerda que nadie da duros a 4 pesetas), de si tu elección de agencia ha sido buena, y de si has transmitido bien tus necesidades. Pero lo normal es que tu web sea al menos profesional, esté terminada en los plazos de entrega previstos y ahora sí, tengas claros los objetivos que pretendes cumplir con ella.

Con el permiso de Jose, te dejo aquí unos consejos de mi blog sobre cómo pedir presupuesto para una página web por si te resultan útiles.

¿Cómo empieza una relación abocada al fracaso?

Reunión con tú cuñado.Como ya te he dado un poco de caña a ti y creo que te ha quedado claro, volvemos a usar de ejemplo al cuñado común que da mucho más juego:

  • necesitas una página web para tu negocio.
  • No buscas opciones, directamente aparece en escena el listo que tólosabe. Adiós a tu capacidad de comparar y elegir.
  • Tu cuñao: -“Bueno, como el sábado nos vamos a ver donde la suegra, en el café lo hablamos todo. Tu tranquilo que eso está chupao“.
  • 20 sábados después, por fin lográis sacar un hueco para hablar de ello. Aunque sea en una mesita de los años 60, en el cuarto de estar, con un cuaderno de rayas y dos cubatas (y tú sigues sin web).
  • Lo único importante es lo estético, nadie piensa en tu cliente. –“Tu logo es muy soso, la web que mola es la de Cocacola. Tiene que ser impactante, especial… que la gente piense ¡guauuuu, qué guapa!
  • ¿Los textos? Eso es una gilipollez, si nadie se los lee… No te preocupes, copia y pega y cambia cuatro cosas.
  • ¿Fotos? Buah, pillamos estas mismas de la competencia.
  • Bueno pues ya está, no te preocupes que va a quedar de puta madre. He visto en la tele un sitio para hacerlas gratis, hay que ser gilipollas para pagar por algo tan fácil…
  • Nosecuantos sábados después tú sigues sin web (sí como lo oyes… sin web)

Desde luego te estoy representando un caso extremo y ni tu cuñado es tan tonto, ni tú pondrías tu web en unas manos así, pero se puede parecer peligrosamente a esto. Ten cuidado.

Finalizando

Querido amigo, la relación entre cuñados es bidireccional… y puede que tengas más culpa de la que crees, no siempre podemos culpar a los demás o pensar qué mala suerte tengo siempre.

Está en tu mano ofrecer una imagen profesional, y para ello es mejor no mezclar las Churras con las Meninas…

Sé que el dicho es Churras con Merinas y que la que baila ni siquiera es una Menina, pero es que este GIF me mata ¡y tenía que meterlo en algún sitio!

Conozco casos en los que una relación profesional entre cuñados ha salido bien, pero esto es porque se han neutralizado mutuamente sus poderes cuñadiles, y ya sabes que negativo + negativo = positivo, pero por si acaso no te la juegues.

  • Si en tu entorno hay personas con las características del cuñado común no te dejes embaucar. Sé que es difícil, porque son muy pesados y les cuesta mucho quedarse quietecitos, pero es fundamental que le plantes cara y no le dejes intervenir.
  • Si por el contrario has tenido la tentación de pedirle a alguien “por favor” que haga tu web, da igual que sea diseñador web o no lo sea, te aconsejo que lo olvides porque saldréis perdiendo los dos.

En cualquiera de los casos, lo mejor es que contrates a un profesional para diseñar tu web. Y tu dedícate y céntrate en tu negocio, que es lo realmente importante.

¿Y ahora qué, tengo o no tengo razón?

¿Te ha parecido chuli el artículo de David?. Estoy seguro de ello, aunque también se aceptan críticas eh!. Además, estoy en la plena certeza de que a partir de ahora vas a ser un seguidor incondicional del blog de Ensalza como lo soy yo desde que lo descubrí, porque realmente merece la pena. Si no lo haces ¡allá tú!… Bueno ya nos cuentas que te ha parecido.

Antes de despedirme, quiero agradecer a David por haber atendido mi petición “sin rechistar”. Felicitar a todo el equipo de Ensalza (Yanira, Santy, y al resto de los miembros) por la gran labor que hacen, y ante todo, agradecer el trato cercano que me han ofrecido desde el momento 1.

Muchas gracias a tod@s y nos vemos en el siguiente post que viene ¡cargadito de sorpresas! 😉

José L. Ghiloni
José L. Ghiloni
Español de pura cepa, consultor SEO, SEM y SM entre otras disciplinas del MarketingOnline. Alicantino y cabezón a más no poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *