Cómo me convertí en un Yonky del Seo

Infografías.
¿Qué son y por qué nos gustan tanto las infografías?
14 septiembre, 2015
Oportunistas despiadados en SEO.
Oportunistas despiadados a precios de saldo
25 enero, 2017
Ver todo
Este soy yo.
Vas a engullirte este post en: 5 minutos, 12 segundos

Hola de nuevo, otra vez estoy de vuelta por aquí, y esta vez vengo a contarte lo que supone gestionar una cartera de clientes a los que les llevas el posicionamiento web de sus empresas al mismo tiempo que gestionas tus propios proyectos. Este no va a ser el típico post donde te hablo de herramientas, técnicas u otros menesteres que se suelen aplicar en esto del SEO. En este post lo que pretendo es que me conozcas un poco mejor, hablándote de mis comienzos en este mundillo, mis vivencias en el día a día y mis inquietudes. Así que trataré de ser lo más cercano posible, y “pon bien la oreja” en lo que te cuento porque seguramente este sea el post en el que quizá me conozcas más profundamente, y quién dice que en un futuro podamos comenzar si surge, alguna colaboración.

Comenzando a hacer mis pinitos

Si mal no recuerdo, fue aproximadamente en el 2009, cuando regentaba un negocio en Alicante que no tenía nada que ver con el Marketing Online cuando decidí contratar a una empresa de creación de sitios web para que me hiciera la página web para la que entonces era mí empresa.

Por aquel entonces aún no había mucho inculco como lo hay ahora de que toda empresa necesita de un sitio online donde mostrar el escaparate de su negocio al resto de los mortales a través de internet.

Dicho y hecho, aproximadamente en mes y medio me hicieron entrega de la que en su día fue mi escaparate online y me soplaron 2.800 € “casi ná pal body” ;).

Uno de los comerciales de la empresa donde me hicieron mi sitio web, tenía algunos conocimientos del aquel SEO que se estilaba entonces ceñido a unos algoritmos lo bastante permisibles como para lograr posicionar tu sitio en primeras posiciones de las SERPS con muy poco esfuerzo. De hecho uno de los consejos que me dio, fue el que quizá catapultara mi sitio web a la primera posición en Google en un reducido espacio de tiempo, simplemente por el hecho de que en el dominio que este me recomendó comprar para mi sitio web tuviera las keywords con las que yo quería rankear.

Dicho y hecho, así ocurrió, mi web se colocó ¡en 1ª posición!. Esta hazaña, me hizo despertar la curiosidad en cuanto al posicionamiento web se refiere, comenzando a investigar por mí cuenta sobre algo que para mí era todo nuevo, pero que por lo visto funcionaba a las mil maravillas.

A partir de ese momento me di cuenta de que quizá me estaba metiendo donde nadie me llamaba, pero mi insistencia por descubrir algo que realmente me atraía me hizo llegar a plantearme el cambiar el negocio que regentaba en ese momento por la que actualmente es mi empresa de creación y diseño de páginas web en Alicante, y un poco más tarde creé mi agencia de posicionamiento web. Quizá me hice castillos en el aire, pero soy, seré y así me considero, un dinámico emprendedor y fiel seguidor del dicho de que…

 ”Quién no arriesga, no gana“.

Comenzando mi formación

Siguiendo regentando la que entonces era mi empresa, tomé la decisión de empezar a formarme en la que seguramente iba a ser mi nueva profesión, acudiendo a cursos de formación, ponencias, talleres y demás eventos organizados por profesionales del Marketing Online, que por suerte los tenemos a casi todos en Alicante. Otra de las fuentes vitales para mi formación fue la lectura de cursos, ebooks, libros impresos, etc.

Fundesem, Universidad de Alicante, centro de negocios, Las cigarreras, etc. Allá donde me enteraba que se iba a celebrar cualquier evento del mundo digital, ahí estaba yo. 😉

Dicho esto, aproveché toda esa formación continuada que fui adquiriendo a lo largo de aproximadamente 2 años para empezar a hacer mis pinitos con sitios web propios y me daba cuenta de que a cada uno de los sitios web que le dedicaba mi tiempo, al cabo de pocos meses los conseguía colocar en las primeras posiciones en Google, entonces fue cuando me di cuenta de que era el momento apropiado para convertir el local en el que desarrollaba mi anterior negocio, en la que actualmente y desde hace ya 4 años es mi Agencia de Marketing Online.

Estableciendo una estructura para la nueva empresa

Oficina

Como todos sabemos, los principios de cada negocio tienden a ser los más duros, sobre todo por la incertidumbre que aborda el no saber si te va a funcionar o no. Pero bien es cierto y siguiendo con los dichos “Hace más quién quiere que quién puede” y ciñéndome a que me considero una persona muy cabezota, persistente, ambiciosa y ante todo muy, pero que muy apasionado de lo que realmente me gusta, considero que para mí esta no es una profesión, sino una devoción, y por lo tanto tenía que conseguir “si o si” mis propósitos.

Dicho esto empecé a diseñar lo que iba a ser el ambiente de trabajo de mi nueva aventura.

Enseguida tuve la suerte de encontrarme con personas, a las que les estaré siempre enormemente agradecido por creer en un proyecto que por aquel entonces era un tanto intangible, los cuales apostaron por mí, poniendo toda la carne en el asador. (Actualmente sigo contando con ellos, de hecho uno de ellos es socio mío en un proyecto, y el resto hoy en día los tengo en plantilla).

Todo hay que decirlo, aprovechando la coyuntura de que nuestra web la conseguí posicionar en lo más alto en el buscador en tan sólo 3 meses con ciertas keywords, y las empresas se empezaban a dar cuenta de que el posicionamiento para sus empresas era vital, empezamos a sacar proyectos adelante sin parar hasta el día de hoy gracias a todas las solicitudes de presupuestos que nos llegaban semanalmente al correo de la agencia.

Este hecho conllevó que cada vez tuviera que aplicarme más aún y por consiguiente que le tuviera que echar más horas.

Este soy yo.

El día a día en mis 3 últimos años

Me levantaba a las 7.00 h de la mañana para preparar el desayuno a “mis peques” y arreglarlos para llevarlos al colegio, de ahí me iba corriendo a la oficina para comenzar mi jornada laboral hasta las 14.00 h. Terminada la jornada de mañana, iba a casa, comía y a las 16.20 h salía escopeteado a recoger a mis niños del colegio de nuevo. Los llevaba a casa y sobre las 17.20 h de nuevo me sentaba, ya en casa, delante del pc hasta las 20.00 h aproximadamente que cortaba para empezar con los baños y cenas de los peques, hasta que ya se dormían entorno a las 21.00 h.

Una vez dormiditos, era cuando cenaba tranquilamente con mi mujer y aproximadamente sobre las 23.00 h me volvía a poner delante del pc hasta alrededor de las 03.00 h los días de entre semana.

Así me tiré 3 años, convertido en un Yonky del SEO y del Marketing Online. Pero todo tiene su recompensa, ya que una vez levantada y perfectamente funcionando la empresa a las mil maravillas, hoy por hoy puedo decir que llevo una vida un tanto menos ajetreada y con unos horarios muchísimo más saludables.

Este ha sido el relato de mi vida en los 3 últimos años contados superficialmente, pero que espero te haya servido para conocerme un poco más.

PD: Lo que bien empieza, bien acaba

Un saludo, José Luis Ghiloni

Este es mi avatar.

José L. Ghiloni
José L. Ghiloni
Español de pura cepa, consultor SEO, SEM y SM entre otras disciplinas del MarketingOnline. Alicantino y cabezón a más no poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *